Limpia tu casa de malas energías y llena tu hogar de buena vibra

¿Sabes qué energía tiene tu casa?

Hay varios síntomas que una casa «enferma» tiene cuando está impregnada de malas energías. Las paredes de nuestro hogar guardan la memoria de la vida que se desarrolla en su interior día tras día.

Discusiones, enfados, palabras de baja vibración dichas por nosotros o por los medios de comunicación, objetos que se rompen, deterioro de la estructura, acumulación de cosas que no utilizamos ni utilizaremos, falta de luz solar, vecinos molestos, líneas de tierra perjudiciales etc. Todo esto y algunas cosas más, contamina nuestro hogar de tal manera que en vez de encontrarnos con un lugar donde descansar y convivir con los seres que amamos, este, se convierte en un espacio hostil que perjudica la salud física y mental de sus ocupantes.

Insomnio, dolores de cabeza, discusiones frecuentes son síntomas inequívocos de que nuestra casa necesita una limpieza de malas energías, borrar la memoria y recargarla de buena energía.

4 maneras de limpiar tu casa de negatividad

Limón y Clavo;  pon en cada estancia de la casa una mitad de un limón con 7 clavos de olor pinchados en la pulpa durante una semana. los restos hay que tirarlos lo más lejos posible de la casa.

Agua y Sal; pon en cada estancia de la casa un cuenco pequeño con sal y al lado un recipiente con agua, dejar dos-tres días y tirar por el  desagüe. Repetir con frecuencia.

Incienso; encender varillas de incienso de ruda, sándalo o romero y pasarlas por todas las estancias.

Velas esotéricas; adquiere una vela ritualizada para limpieza de hogar en una tienda esotérica y sigue las instrucciones de uso que te diga el profesional que te la ha vendido.

Recargar tu casa de energía positiva

Después de la limpieza energética vamos a recargar nuestra casa de buena energía, para ello voy a proponerte algo muy potente y de realización sencilla para generar muy buena vibra en tu hogar.

Cada habitante tiene que coger un  trocito como de medio folio de papel vegetal (papel de horno) y escribir a lápiz 3 recuerdos de momentos muy especiales vividos en la casa, una vez escrito ahora cada uno tiene que pensar qué puede hacer para mejorar la casa, por ejemplo pintar un cuarta, arreglar un desperfecto, traer una planta nueva, adquirir algo bonito para el hogar.. hecho esto, pasaremos a escribir el compromiso en la misma hoja, con la firma y el agradecimiento por lo vivido hasta ahora en la casa.

En una bandeja o plato  grande y plano se colocarán todos los papeles doblados con las letras hacia arriba y rodeándolos una vela de té por cada habitante.

Encender las velas con cerillas de madera y dejar que se consuman totalmente luego enterrar los escritos en una planta o jardín o también se pueden guardar en un bonito tarro de cristal o recipiente que queramos.

Ya verás lo distinta que parece tu casa ahora… y los buenos momentos que vas a pasar en ella.